Usan robots bebés para solucionar el problema de la natalidad en Japón

kirobo-mini-fEn muchas ocasiones hemos hablado sobre la natalidad en el país del sol naciente, y como la falta de la misma es un enorme problema de futuro que las autoridades del país están intentando atajar en la actualidad. Si no se ponen medidas pronto, las estimaciones más positivas indican que en 2050 habrá en Japón casi el doble de personas de más de 70 años que de personas con edades comprendidas entre los 15 y los 30 años de edad. La respuesta para mejorar la natalidad podría estar en los robots, pero no en unos robots cualquiera, sino en unos robots bebés que pudieran despertar el instinto maternal y paternal entre los jóvenes nipones.

Los robots que imitan el comportamiento real de un bebé, como puede ser el reciente Kirobo Mini de Toyota, podrían despertar el instinto maternal y paternal que parecen haber disminuido entre los jóvenes japoneses. Es cierto que el robot no parece un bebé real, pero podría provocar respuestas emocionales similares a las que los mayores tienen con los bebés, por medio de respuestas infantiles con tonos agudos y movimientos inestables e imprecisos. Pero este concepto menos realista de Toyota no es el único, y probablemente Yotaro será más exitoso en este objetivo.

robot

Yotaro es un simulador robótico de bebé, que utiliza tecnología de proyección para simular la cara, lo que le permite mostrar emociones y expresiones. Este simulador incluso podría mostrar a los futuros padres diferentes estados de ánimo del bebé, así como simular enfermedades, con congestión nasal incorporado. Según algunos datos, estos simuladores y robots podrían estimular el crecimiento demográfico en Japón. Estudios recientes en EE.UU. y Australia demuestran que los robots bebés aumentan la natalidad, en comparación con las personas que no tuvieron acceso a ellos.

Es evidente que, aunque los datos son positivos, no se puede asegurar que en Japón estos robots tengan éxito. En juego entran los rangos de edad y las diferencias culturales, con respecto a otros países. Con estos robots y simuladores las autoridades japonesas no sólo fomentan la natalidad, ya que el segundo objetivo es preparar a las parejas para las necesidades a largo plazo que tiene un niño a medida que crece. Sin embargo, esta tecnología podría tener otros problemas.

yotaro

Diferentes estudios que examinan la relación entre humanos y robots, indican que un humano puede formar un alto grado de unión con una máquina, especialmente cuando esta puede tener o simular la apariencia humana. Por tanto, muchas de estas aplicaciones de los robots no dejan de ser tema de conversación para todos aquellos a los que les preocupan la éticas del uso de los robots. ¿Cómo de aceptable es usar un robot de apariencia humana en ciertos campos?

Deja un comentario