Un maquinista se tira desde 7 metros de altura al no soportar las quejas de sus pasajeros

kintetsuEste es, sin duda, el reflejo de un mal día en la sociedad japonesa, ya que refleja algunos de los problemas de dicha sociedad: los suicidios y la presión que muchos no pueden controlar en una sociedad tan idealizada, terminando por “explotar”. Es también un buen ejemplo de cómo nuestras vidas están conectadas, y que nuestros actos pueden afectar a personas que ni tan siquiera conocemos.

Entorno a las 10:35 de la mañana del pasado 21 de septiembre, en la ciudad de Higashiosaka, en Osaka, una anciana en la setentena decidió quitarse la vida saltando sobre las vías del tren en la estación de Kawachi Kosaka Station –pese a lo que se dice, esto no es tan habitual en Japón-. La mujer fue declarada muerta a su llegada al hospital, y ninguno de los 900 pasajeros del tren resultaron heridos. Sin embargo, este incidente causó un retraso en la línea de tren que conduce al centro de Osaka, así como de otros trenes relacionados.

Más tarde, aproximadamente a las 11:00 de la mañana, unas cuatro paradas más adelante de donde ocurrió el suicidio, en la Estación de Higashi Hanazono, un conductor aguantaba estoicamente las recriminaciones de un grupo de cinco o seis pasajeros que pedían un autobús por el retraso y exigían responsabilidades. Este conductor de 26 años aguantó malas palabras y algún insulto durante diez minutos, antes de explotar mentalmente.

Tras decir “ya está bien, déjenme morir“, se quitó la gorra y la chaqueta del uniforme y las arrojó a la vía del tren. Acto seguido saltó a la zona de las vías y corrió hasta el final de la plataforma, escaló la barrera de seguridad y saltó desde el borde elevado, con unos 7.5 metros de caída. El conductor estaba consciente cuando llegaron las asistencias, pero había sufrido heridas graves, incluyendo huesos rotos en el pecho y cadera.

Se desconoce el estado emocional de este maquinista, pero Kintetsu Railway ya ha emitido una disculpa pública por el “comportamiento inapropiado” de su empleado.

Deja un comentario